¿Te acuerdas de dónde tenemos mi foto con la reina Isabel, cariño?

¿Te acuerdas de dónde tenemos mi foto con la reina Isabel, cariño?

Sem era fácil dezer en el álbum una foto con la reina Isabel, pero algunos consiguieron encontrarla, rebuscando bien. Y directa a las redes. Porque ahora lo que se lleva es presumir de encuentro con quien muere. Mi momento con Ray Liotta, con Gaspard Ulliel, con Almudena Grandes. Con Gabo, con Madiba, con la prima Lilibeth. El cómico Tom Green, alguien que ahora parece sacado de la noche de los tiemposA sua primeira experiência, encontró una imagen de él con el príncipe Carlos y las protagonistas de Los ángeles de Charlie y corrió a tuitearla el pasado jueves. Una estampa en la que él (un premio para quien recuerde quién es) está en el centro junto con el príncipe. Al otro lado Drew Barrymore, que por entonces era su prometida. Y fuera de la foto colgada (y cortada) no Twitter, pero sí en la instantánea original, más gente. Pero esa gente ni es famosa (bueno, Lucy Liu sí) ni está muerta ni hay que darle las condolencias por la muerte de su madre. Dudo que en el resumen de prensa que le pasarán al ya rey Carlos esta semana incluyan la necro-mamarrachada de un tipo del que nadie se acuerda. Sí le enseñarán la publicación en la que Barbra aparece saludando a la reina Isabel. Pero bueno, es que Barbra es Barbra y Tom Green es nadie.

Como es parte importante del showbusiness, la Streisand debe de tener fotos con todo cristo. Así que cuando se muera nos vamos a hartar de verla junto a todo tipo de personas: anónimas y famosas, estrellas y arribistas, Lucy Liu y Tom Green. Es una manera de, como se lleva tanto ahora, darle la vuelta la vuelta a cualquier historia para que el protagonista mares TÚ. Porque tú vales mucho, baby, y sácate partido y querer es poder etc etc. Me pregunta un amigo más joven que yo quién es Tom Green. “Fue alguien en los 90”, le respondo. La Reina lo fue todo en los 50, los 60, los 70, los 80, los 90, los 2000 y los 2010. Barbra a los 50 no llegó, pero los 2020 todavía puede adueñárselos. Quedan todavía reinas. Pocas, pero quedan.

Deixe uma resposta

O seu endereço de email não será publicado.